Panamá está afrontando una crisis sin precedente. Esta realidad obliga a empresarios a tomar medidas con la necesidad de adaptarse para proteger el futuro bienestar y funcionamiento de sus empresas.

Considerando el panorama, las organizaciones tienen una serie de alternativas para su fuerza laboral según la ley y recientes normativas. Estas son las opciones que deben considerar para la toma de decisiones:

A. Idealmente, si el trabajador puede hacer sus labores desde casa, lo que se sugiere es que le ofrezca la opción de teletrabajo. Esto se debe formalizar mediante la firma de un común acuerdo. En muchos casos, esta modalidad no funciona ciertos colaboradores debido a la naturaleza de tareas que deben realizar. Para estos colaboradores, se recomienda implementar una de las siguientes opciones.

B. Enviar al colaborador de vacaciones.  Si el trabajador no tiene vacaciones, se pueden adelantar las vacaciones proporcionales.

C. Modificación temporal de la jornada laboral del trabajador. Esta reducción podrá hacerse hasta la mitad de la jornada de trabajo establecida en el contrato de trabajo y respetando la tarifa por hora acordada en dicho contrato. Para la validación de la modificación el trabajador deberá firmar el acuerdo y enviar el mismo a el MITRADEL.

D. Suspensión temporal de los efectos del contrato de trabajo mientras dure la pandemia. Esta suspensión deberá ser autorizada por el MITRADEL. Solicitando esta medida, la empresa debe probar la afectación económica para que la autoridad apruebe esta medida.
Durante esta crisis es muy importante ser solidarios, especialmente con uno de los activos más importantes para cualquier organización, sus colaboradores. La opción de suspender al trabajador permite cierta flexibilidad de no tener que despedir trabajadores y la da el beneficio de tiempo a la gerencia para evaluar el futuro de su negocio mientras dure la Pandemia.
Si necesita asistencia o asesoría, DENFAB lo puede ayudar. info@denfablaw.com